El delantero del Levante José Luis Morales celebra con sus compañeros tras marcar ante el Elche. EFE/Kai Forsterling

Valencia, (EFE).

El compromiso y la eficacia dieron al Levante una victoria ante el Elche que le permite soñar con la permanencia al tiempo que frena la buena dinámica de su rival en la segunda vuelta, ya que en esta ocasión estuvo lejos de lo esperado.

Un tanto de Morales en el tramo final de la primera parte puso el encuentro de cara al equipo local, que ratificó su superioridad a mitad del segundo periodo por medio de Jorge de Frutos.

La expulsión con roja directa de Gumbau a un cuarto de hora del final del partido redujo las opciones de los visitantes de aspirar a la igualada y propició un cuarto de hora final del choque en el que el Levante se encontró cómodo.

El Levante afrontó el choque con defensa de cinco, mientras que el Elche se presentó con un 4-4-2, por lo que ambos equipos mantuvieron los planteamientos que en los últimos encuentros habían dado buenos resultados a ambas formaciones.

Tras el tanteo de los primeros instantes, el Elche se adueñó del balón y empezó a manejarlo con criterio en el centro del campo para tratar de centrar balones de cara a Boyé y Carrillo, dos hombres de área con capacidad de remate.

El Levante, ordenado y acertado en defensa, buscaba salir al contragolpe, pero fueron muy pocas las llegadas de sus delanteros a las inmediaciones de Edgar Badía.

Esa fase del encuentro se prolongó durante muchos minutos en los que el Levante apenas llegó a la meta visitante, pero en los que los ataques forasteros tampoco creaban peligro a pesar del buen ritmo de juego con el que avanzaba el partido.

Pasada la media hora de juego, las llegadas locales, siempre a la contra, empezaron a ser más frecuentes y en una de ellas, en una acción de velocidad conducida por De Frutos por la derecha, llegó el 1-0 gracias a un remate de Morales que dio en el larguero antes de acabar en gol.

Tras el descanso, el dominio del Elche menguó ante un Levante que tuvo más posesión de balón y, sobre todo, más presencia en el centro del campo, lo que generaba un partido de fuerzas niveladas, pero en el que daba la sensación de que había empezado a evolucionar al ritmo que más le interesaba al equipo local.

Una falta lanzada por Gumbau (m.57) se convirtió en la primera amenaza del Elche en una fase del encuentro en el que las alternativas ante ambas porterías animaron el choque.

A la contra, en una jugada que inició y finalizó De Frutos, llegó el 2-0 que a esas alturas ya premiaba al equipo que más había puesto hasta entonces para llegarse el encuentro a partir de su solidez defensiva y una capacidad de percutir en ataque.

Ese gol, unido a la expulsión de Gumbau, puso de cara el choque para el Levante, que ha sumado siete de los últimos nueve puntos que ha disputado y, lo que más le sirve, ha cambiado su imagen.

El Elche nunca estuvo a gusto en el encuentro, ni tan siquiera durante la primera media hora de juego, cuando dominó territorialmente, pero sin profundidad, aunque envió un balón al poste en tiempo de prolongación.

Ficha técnica:

3 – Levante: Cárdenas, Miramón, Róber Pier, Duarte, Cáceres (Coke, m.86), Son, Pepelu, Malsa (Vukcevic, m.86), De Frutos (Bardhi, m.75), Roger (Dani Gómez, m.86) y Morales (Melero, m.64).

0 – Elche: Edgar Badía, Barragán (Josan, m.60), Roco, Bigas, Mojica, Tete Morente (Marcone, m.75), Mascarell (Raúl Guti (m.75), Gumbau, Pere Milla (fidel, m.75), Carrillo y Boyé (Ponce, m.60).

Goles: 1-0, m.38: Morales. 2-0, m.68: De Frutos. 3-0, m.89: Melero

Árbitro: González Fuertes (comité asturiano). Amonestó por el Levante a De Frutos (m.69) y por el Elche a su entrenador Francisco Rodríguez (m.55), Barragán (m.59) y Roco (m.81). Expulsó al visitante Gumbau con roja directa (m.74)

Incidencias: partido de la vigésimo sexta jornada de Liga disputado en el estadio Ciutat de València.

generac-pwrcell-banners

LEAVE A REPLY