El embajador ruso en Polonia, Siergiej Andriejew (c) fue agredido este lunes en Varsovia cuando un grupo de gente le arrojó pintura roja, durante los actos convocados con motivo de la festividad nacional rusa del Día de la Victoria. EFE/EPA/Leszek Szymanski

Cracovia (Polonia) (EFE).-

El embajador ruso en Polonia, Sergei Andréiev, fue agredido este lunes en Varsovia cuando un grupo de gente le arrojó pintura roja.

Antes del incidente, Andréiev llevó a cabo un homenaje floral en el cementerio-mausoleo de los soldados soviéticos de Varsovia con motivo de la festividad nacional rusa del Día de la Victoria.

A pesar de que la embajada de Rusia anunció por la mañana que renunciaba a cualquier acto público fuera de su recinto, según las recomendaciones del ministerio de Exteriores polaco y del alcalde de la ciudad, el embajador y una pequeña comitiva decidieron dirigirse al cementerio.

Allí se encontraba concentrado un grupo de personas, algunas de ellas con banderas ucranianas, y al identificar a Andréiev, un grupo se separó del resto para consumar su agresión.

El embajador, completamente cubierto por la pintura roja que le arrojaron, gritó a la multitud que estaba “orgulloso” de su presidente, Vladímir Putin, y tras decir que “esos territorios no pertenecen a Ucrania” (en referencia a las regiones de Donetsk y Lugansk), consiguió abrirse paso hasta el coche que le esperaba.

El embajador ruso en Polonia, Siergiej Andriejew (c) fue agredido este lunes en Varsovia cuando un grupo de gente le arrojó pintura roja, durante los actos convocados con motivo de la festividad nacional rusa del Día de la Victoria. EFE/EPA/Leszek Szymanski

El cementerio-mausoleo de los soldados soviéticos ocupa 19 hectáreas de Varsovia y se estableció poco después del final de la Segunda Guerra Mundial para albergar los restos de más de 20.000 soldados del Ejército Rojo muertos entre 1944 y 1945.

Desde que comenzó la guerra en Ucrania, se ha exacerbado el sentimiento anti ruso en Polonia, país que permaneció en la órbita de Moscú desde 1945 hasta 1989.

Frente a las representaciones diplomáticas de Varsovia y Cracovia, donde hay un consulado ruso, se multiplican las pintadas contra la invasión de Ucrania, las pancartas y carteles contra un Vladímir Putin caricaturizado o directamente caracterizado como Hitler.

Recientemente, el ayuntamiento de Varsovia ha presentado una instalación artística que autoriza a un grupo de artistas a pintar 60 metros de acera -entre ellos los situados frente a la embajada rusa- con murales.

generac-pwrcell-banners
SHARE
Previous article1-0. El Atlético acelera hacia la ‘Champions’
Next articleExplotación Laboral
I am Oscar Alberto Quintana. I am the founder and publisher of Americano since 1987. Americano is a bilingual English and Spanish Newspaper Magazine. Our newspapers are your best choice to reach the heart of the Hispanic community in the Garden State. Thank you and May God bless you!

LEAVE A REPLY