AMALIA HERNÁNDEZ Y SU BALLET FOLKLÓRICO DE MÉXICO EN NEW JERSEY

0
229
Amalia Hernández Navarro nació el 19 de septiembre de 1917, en la Ciudad de México. 

Oaxaca, México

Por Araceli Nazario Benito para el Americano Newspaper

Amalia Hernández Navarro nació el 19 de septiembre de 1917, en la Ciudad de México. 

Se presentará el 17 de febrero del 2022 el legado que dejó Amalia Hernández y su ballet Folklórico de México, en el Teatro Estatal de New Brunswick, New Jersey. 

Artísticamente conocida como Amalia Hernández, fue una bailarina y coreógrafa mexicana, fundadora del Ballet Folklórico de México en 1952, el cual lleva su nombre y es un emblema del arte folclórico de México.

Desde niña, Amalia Hernández anhelaba convertirse en una bailarina de circo a caballo y soñaba con presentarse en el Palacio de Bellas Artes, tal como lo reveló en una entrevista en 1978 en el periódico Excélsior. Desde muy pequeña aprendió a tocar piano y guitarra, además de aprender canto, pintura y, por supuesto, danza.  

Afortunadamente, encontró respaldo en el seno familiar y su padre, Lamberto Hernández, mandó construir un estudio en su propia casa para que Amalia recibiera clases de diferentes e importantes maestros de danza, como Luis Felipe Obregón, Amado López, Encarnación López, Nelsy Dambre e Hipólito Zybin. 


Imagen del ‘doodle’ del 19 de septiembre, 2021 dedicado a Amalia Hernández / google

En la década de 1930, luego de regresar de San Antonio, Texas, a donde había viajado para estudiar inglés y ballet, ingresó a la Escuela Nacional de Danza, la cual era dirigida por Nellie Campobello. La primera obra que ejecutó en la Escuela Nacional de Danza fue el ballet simbólico revolucionario 30-30, una pieza de las hermanas Campobello que se presentó en el Palacio de Bellas Artes. 

En un principio de su creación esta obra de arte comenzó a funcionar con apenas 8 bailarinas, y para 1959, con el apoyo del coreógrafo Felipe Segura, se transformó en el Ballet Folklórico de México, que vio la luz debido a la aceptación que tuvieron sus piezas basadas en la tradición y el folklor. 

En los inicios de la década de 1960 el Ballet Folklórico de México se consolidó de manera internacional al participar en el Festival del Teatro de las Naciones de París y llevarse el galardón del primer lugar. El renombre alcanzado alrededor del mundo le permitió seguir creciendo hasta convertirse, de acuerdo con Margarita Tortajada Quiroz, en un símbolo de lo mexicano.  

El ballet Folklórico de México, por seis décadas ha sido el conjunto emblemático de este país y hace sus representaciones en toda la República mexicana, con más de cien giras a nivel internacional en diferentes países y ciudades. 

Entre su legado se hallan más de 70 coreografías que incluyen las que hizo para las óperas La traviata, para el National Arts Center de Ottawa; y Moctezuma, para la Compañía de Ópera de Boston.

Amalia Hernández falleció el 4 de noviembre de 2000; pero no con ella su nombre y el trabajo sólido que realizó a favor de la cultura en México, pues se ha convertido en un sinónimo de la danza folklórica en nuestro país; además, ocupa un lugar importante en la danza a nivel internacional, pues es un referente de las expresiones culturales que acontecen en México.

generac-pwrcell-banners

LEAVE A REPLY