Imagen de archivo que muestra a una persona mientras sostiene un cartel después de que el jurado llegara a un veredicto de culpabilidad en el juicio de Travis McMichael, Greg McMichael y Roddie Bryan por la muerte del corredor negro Ahmaud Arbery en Brunswick, Georgia, EE.UU. EFE/EPA/James Gilbert

Atlanta (EE.UU.), (EFE).

Travis McMichael y su padre, Gregory McMichael, sentenciados a cadena perpetua por el asesinato del afroamericano Ahmaud Arbery, llegaron a un acuerdo con la Fiscalía para declararse culpables antes de que comience un nuevo juicio que enfrentan por cargos de crímenes de odio, según fuentes judiciales.

“Se ha proporcionado una copia del acuerdo de culpabilidad al tribunal para su consideración”, señala un documento presentado el domingo ante un tribunal federal de Georgia, donde los McMichael encaran el proceso legal, informaron este lunes medios locales.

Padre e hijo, de 66 y 35 años, respectivamente, junto con su vecino William “Roddie” Bryan, de 52, fueron hallados culpables en noviembre por el asesinato en 2020 de Arbery, a quien “cazaron” y mataron con una escopeta mientras corría por un barrio de la ciudad de Brunswick (Georgia).

Los tres hombres blancos fueron condenados el pasado 7 de enero a cadena perpetua en una corte estatal, pero ahora deberían enfrentar un nuevo juicio por la vía federal para responder por cargos de crímenes de odio por matar a Arbery porque era de raza negra, en un caso que ha generado indignación y protestas en todo el país.

El acuerdo de culpabilidad, que no incluye a Bryan y del que se desconocen los detalles, aún debe ser analizado y aprobado por el tribunal federal donde el juicio está previsto que comience el próximo 7 de febrero.

Lee Merritt, el abogado de Wanda Cooper-Jones, la madre de Arbery, dijo este lunes que el acuerdo “representa una traición a la familia Arbery, que está devastada”.

“Wanda Cooper Jones cumplió su promesa a Ahmaud Arbery de hacer justicia a su hijo. Hoy el Departamento de Justicia intenta ‘arrebatar la derrota de las fauces de la victoria’. No lo permitiremos. La familia Arbery ha trabajado demasiado para ver a estos hombres pasar el resto de sus vidas bajo custodia del estado”, declaró Merritt en su cuenta de Twitter.

El abogado agregó que la prisión federal es un “country club” (club social) en comparación con una prisión estatal.

“Las prisiones federales están menos pobladas, mejor financiadas y, por lo general, son más acogedoras que las estatales. Estos hombres se apresuraron a llegar a este acuerdo de culpabilidad que les permitiría salir de la prisión de Georgia”, argumentó.

La muerte de Arbery, ocurrida el 23 de febrero de 2020, pasó desapercibida durante varios meses, hasta que a principios de mayo se filtró en internet un video que grabó Bryan con su celular y que mostraba cuando el joven fue interceptado por los McMichael, quienes, tras perseguirlo y acorralarlo en su camioneta, le dispararon a quemarropa con una escopeta.

La investigación pasó entonces a manos del Buró de Investigaciones de Georgia (GBI), que en solo días ordenó el arresto de los tres hombres, uno de los cuales -Gregory McMichael- era un expolicía del condado de Glynn e investigador de la Oficina de la Fiscalía en la localidad.

generac-pwrcell-banners

LEAVE A REPLY