El delantero del FC Barcelona, Ferrán Torres, recibe indicaciones del técnico blaugrana, Xavi Hernández, durante el encuentro correspondiente a la jornada 28 de Primera División. EFE/Quique García.

Barcelona (EFE).-

Tras el último triunfo ante Osasuna (4-0), el Barça de Xavi Hernández encadenó su duodécimo partido sin conocer la derrota y su cuarta victoria consecutiva en LaLiga, lo que le permite acercarse a tan solo cinco puntos del segundo puesto del Sevilla, que tiene un partido más que los azulgranas.

Consciente de que disputarle el título al Real Madrid, líder destacado de la competición, es casi una quimera, la segunda posición que ahora ocupa el conjunto hispalense se vislumbra como el objetivo más realista en el vestuario azulgrana.

“LaLiga está muy difícil, incluso ganando en el Bernabéu. El Real Madrid solo ha perdido dos partidos y necesitaríamos que pinchara tres o cuatro. Muy optimistas no podemos ser”, admitió Xavi tras la victoria contra el equipo navarro.

Tras 27 partidos disputados, suma el Barça 51 puntos, cinco menos que el Sevilla, que ha jugado 28 encuentros. De esta manera, tiene la segunda plaza a su alcance, si gana al conjunto hispalense en el primer fin de semana de abril en el Camp Nou y hace lo propio en el partido pendiente contra el Rayo Vallecano del día 24 del mismo mes.

Antes, deberá confirmar en las próximas fechas su trayectoria ascendente en la competición doméstica con el clásico del próximo 20 de marzo en el Santiago Bernabéu como principal piedra de toque.

Afrontará el Barcelona el duelo contra el Real Madrid en el mejor momento de la temporada. No solo por las estadísticas -cuatro victorias seguidas con un balance de 14 goles a favor y 2 en contra- sino por las sensaciones en el terreno de juego.

Ante su última víctima, el equipo de Xavi completó una primera media hora coral. Aplicados en la recuperación tras pérdida, los jugadores azulgrana combinaron con precisión y a toda velocidad en la zona de tres cuartos, lo que les permitió acabar el partido con un total de 24 remates.

Es precisamente la producción ofensiva una de las mejoras más evidentes en los últimos doce partidos sin conocer la derrota. En los primeros 15 partidos previos a esta racha, el Barça sumó 23 puntos repartidos en 6 victorias, 5 empates y 4 derrotas, con un balance de 23 goles a favor y 17 en contra.

Es decir, en las primeras 15 jornadas los azulgranas anotaron una media de 1,5 goles por partido, una cifra que contrasta con los 29 tantos que han marcado en los últimos 12 partidos que encadenan sin perder (2,4 goles por partido de promedio).

Además de los cambios tácticos aplicados por Xavi, la llegada de Ferran Torres y Pierre-Emerick Aubameyang ha ampliado el abanico de goleadores del primer equipo.

Con el gol anotado ante Osasuna, el delantero gabonés ya suma cinco tantos en seis partidos ligueros y, junto al jugador valenciano, se ha convertido en un fijo en las alineaciones de Xavi Hernández.

“Es un regalo que nos ha caído del cielo”, dijo sobre Aubameyang el técnico. Además celebró los dos goles que contra Osasuna anotó Ferran, que confirma que poco a poco va recuperando la puntería tras haber transformado tres dianas en los últimos dos partidos.

Después de un primer tramo de temporada gris, el Barcelona ha recuperado el fútbol, el gol y sobre todo la moral. Tres ingredientes que le permiten afrontar el examen del Santiago Bernabéu con cierto optimismo. El objetivo realista del subcampeonato pasa por ganar el clásico. E

generac-pwrcell-banners
SHARE
Previous articleManiobras Militares Rutinarias
Next articleSuecia rebajará impuesto sobre combustible
I am Oscar Alberto Quintana. I am the founder and publisher of Americano since 1987. Americano is a bilingual English and Spanish Newspaper Magazine. Our newspapers are your best choice to reach the heart of the Hispanic community in the Garden State. Thank you and May God bless you!

LEAVE A REPLY