Una mujer lava las ropas y enseres afectados por el paso del huracán Ian, el 14 de octubre de 2022, en La Coloma, en la occidental provincia de Pinar del Río (Cuba). EFE/ Ernesto Mastrascusa

La Habana, (EFE).

Naciones Unidas ha sufragado la instalación de una planta potabilizadora en Pinar del Río, la zona más afectada por el huracán Ian, que cruzó el occidente de Cuba a finales de septiembre.

Según informaron medios oficiales, la planta, una Kit Watsan No. 5, puede tratar 15.000 litros de agua al día, lo que facilitará el “acceso a agua segura de manera regular” a un grupo importante de vecinos de la zona.

Unas 47 000 personas aún no tienen acceso a agua potable en Pinar del Río y en muchos lugares se recurre a camiones cisterna para el suministro diario, informó el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

“El Sistema de Naciones Unidas continuará redoblando las acciones para ayudar a reforzar los esfuerzos del Gobierno de Cuba en la respuesta a la emergencia del huracán Ian”, aseguró en un comunicado Consuelo Vidal, coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas.

La planta llega por la cooperación entre la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la Oficina de la Coordinadora Residente (OCR), el Ministerio de Comercio e Inversión Extranjera (Mincex) y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

Según Naciones Unidas, unos 3,2 millones de personas en Pinar del Río y las adyacentes Artemisa, La Habana e Isla de la Juventud fueron afectados por el huracán Ian, que cruzó Cuba el 27 de septiembre con intensas lluvias y vientos de hasta 200 kilómetros por hora.

Estima además la ONU que un millón de personas precisan de apoyo, entre ellos más de 630.000 menores de edad.

Sólo en Pinar del Río se han contabilizado afecciones en unas 100.000 viviendas y daños en 21.000 hectáreas de cultivo. Casi tres semanas después, algo más del 50 % de la población de esta provincia está conectado a la corriente eléctrica.

generac-pwrcell-banners

LEAVE A REPLY