Fotografía cedida por la Arquidiócesis de León de una pieza de arte sacro del renombrado orfebre italiano Luigi Valadier (1726-1785), que hace parte de un grupo de piezas que se pensaban perdidas en México y fueron encontrados en la Catedral de León, el 9 de junio de 2022, en León (Nicaragua). EFE/ Néstor Esaú Velázquez

León, Nicaragua (EFE).-

La diócesis nicaragüense de León mostró este viernes la colección de arte sacro del célebre joyero italiano Luigi Valadier (1726-1785) recién descubierta en la Basílica de la Asunción, una catedral considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

De acuerdo con el curador italiano Xavier F. Salomon, quien dirigió y anunció el descubrimiento de la colección de Valadier, en la Catedral de León, construida entre 1747 y 1816, se encontraron 12 candelabros, dos custodias, un cáliz, un copón, y “muy probablemente” nueve relicarios, entre estos el Legnum Crucis.

“Lo valioso no es tanto el material, bronce dorado y plata, lo que hace invaluable esta colección es el arte que representa, quién elaboró los objetos, su valor artístico, cultural, patrimonial e histórico”, dijo a Efe el portavoz de la diócesis de León, Néstor Esaú Velásquez.

La autenticidad de las piezas, que por siglos se creyó que se encontraban en México, fue confirmada después de un año de investigaciones y coordinaciones entre la Santa Sede y la Diócesis de León.

“Tenemos aquí la colección de Valadier más grande del mundo. Ha sido razón de alegría para la ciudad, para la Diócesis, para el obispo Sócrates René Sándigo, porque es una razón de alegría tener algo de esa magnitud y que, a pesar de todo, se haya conservado”, comentó Velásquez.

El obispo de la Catedral de León, Sócrates René Sándigo (izquierda) fungió como traductor del italiano a su natal español. Foto de Oscar Alberto Quintana/Americano

Las piezas, algunas de ellas restauradas, no solamente se han conservado, también han sido utilizadas por cada uno de los religiosos de la Catedral, e incluso por los feligreses, en las liturgias celebradas por más de tres siglos en la Basílica de la Asunción.

Los planes del obispo Sándigo, encargado de la diócesis de León y Chinandega (noroeste), son de continuar utilizando las obras de Valadier como se hacía hasta ahora.

“No son piezas de museo, no están guardadas en una bodega, en caja fuerte, son obras que se siguen utilizando, por eso también son invaluables”, sostuvo Velásquez.

El mecenas leonés Ramiro Ortiz Mayorga se ofreció para garantizar la seguridad de las obras, lo que fue bien visto por la Diócesis de León, pero los detalles se desconocen.

El uso cotidiano de artefactos religiosos de alto valor histórico no es nuevo en Nicaragua, donde algunas de la parroquias más conocidas del país confían sus joyas a los visitantes sin registro de pérdidas importantes.

El arte de Valadier ahora comparte uno de los Patrimonios de la Humanidad con los restos del poeta Rubén Darío (1867-1916), conocido como el “príncipe de las letras castellanas”. En realidad siempre lo hicieron, pero hasta ahora se desconocía. EFE

generac-pwrcell-banners
SHARE
Previous articleVictor Manuelle & Grupo Niche
Next articleFree Summer Movies
I am Oscar Alberto Quintana. I am the founder and publisher of Americano since 1987. Americano is a bilingual English and Spanish Newspaper Magazine. Our newspapers are your best choice to reach the heart of the Hispanic community in the Garden State. Thank you and May God bless you!

LEAVE A REPLY