Maxi Kleber (c-i), ala-pívot de los Mavericks de Dallas, fue registrado este domingo la bloquear el avance de Nemanja Bjelica (d), de los Warriors de Golden State, durante un partido de la NBA, en el coliseo Chase Center, en San Francisco (California, EE.UU.). EFE/John G. Mabanglo

Redacción Deportes (EE.UU.),(EFE).

el esloveno Luka Doncic, con 34 puntos y once rebotes, impulsó este domingo a unos Dallas Mavericks que, con un tremendo cuarto cuarto, acabado en 33-13, remontaron 21 puntos de desventaja y se impusieron por 107-101 a los Golden State Warriors en el Chase Center de San Francisco.

Un partido que durante tres cuartos estuvo completamente bajo control para los Warriors, cambió su historia en el último parcial, cuando Doncic y un gran Spencer Dinwiddie, quien acabó con 24 puntos y 10 de 14 en tiros, construyeron una épica remontada.

Amargaron la tarde de Steph Curry, quien se convirtió en el jugador con más balones robados en la historia de los Warriors (1360) y que acabó con 27 puntos.

Los Mavericks se colocaron quintos en la Conferencia Oeste (36-25) e infligieron a los Warriors la tercera derrota en los últimos cuatro partidos.

Los californianos son segundos en el Oeste (43-18), detrás de los Phoenix Suns.

DEL DOMINIO DE STEPH Y LOS WARRIORS…

Pese a las bajas de Klay Thompson y Draymond Green, el equipo de Steve Kerr marcó territorio y se hizo con una ventaja de 18 puntos en el primer cuarto (30-12), al castigar tanto desde la línea de tres puntos como en la pintura las imprecisiones de los Mavs.

Los texanos, que siguen sin poder contar con Tim Hardaway Jr, perdieron seis balones en tan solo nueve minutos y los Warriors los castigaron hasta irse al descanso con ventaja 60-48.

Doncic no lograba decidir y llegó al descanso con doce puntos en su haber y un modesto 3 de 10 en tiros, mientras que, en los Warriors, Steph Curry sumaba 13 puntos (6 de 10 en tiros) y seis asistencias.

Curry, que hace exactamente una semana se afirmaba como MVP del All-Star con una lluvia de triples, exhibió su talento con sus habituales tiros de tres puntos, especialidad de la casa, pero también con rápidas acciones en la pintura, bandejas y asistencias brillantes.

Intentó cambiar la dinámica Doncic en el tercer cuarto, pero sus 13 puntos, con un 5 de 9 en tiros, fueron contenido por un Curry que siguió con alto ritmo. Anotó un gran triple sobre la bocina que valió la máxima ventaja de su equipo (21 puntos en el 73-52) y repartió tres asistencias para que su equipo, además de aguantar la presión de Dallas, incrementara su margen de dos puntos.

Así, los Warriors llegaron al cuarto cuarto con una ventaja de catorce puntos.

… AL BAJÓN VERTICAL EN EL CUARTO CUARTO

Pero un partido que parecía en total control de los Warriors cambió radicalmente en el último parcial, en el que los hombres de Steve Kerr se atascaron por completo.

Fallaron once tiros consecutivos y los Mavericks, les endosaron un contundente parcial de 26-1 en ocho minutos, empujados por una dupla letal compuesta por Doncic y Spencer Dinwiddie.

Dinwiddie, incorporado el pasado 10 de febrero en una operación que llevó a Kristaps Porzingis a los Washington Wizards, llegó al último cuarto con catorce puntos en su haber y fue contundente en el parcial final, con diez puntos.

Fue él quien convirtió el triple que elevó el parcial hasta el 26-1 y Doncic, con una cómoda bandeja, amplió la renta de los Mavs hasta un más seis en el 102-96.

Steph Curry, con otro triple, acercó a los Warriors hasta el menos tres, pero ya era demasiado tarde para evitar la épica remontada de los Mavericks.

generac-pwrcell-banners

LEAVE A REPLY