El presidente suspende por las fuertes protestas

0
105
Luis Arce, presidente de Bolivia, en una fotografía de archivo. EFE/ Enrique García Medina

La Paz, (EFE).

El presidente boliviano, Luis Arce, no participará este miércoles en los actos oficiales por los 211 años de la gesta libertaria de Potosí, región que rechazó la llegada del mandatario y en la que se registran fuertes protestas en las que se ha reportado un fallecido y varios heridos.

El vocero presidencial, Jorge Richter, informó que el presidente “ha desistido de asistir a la efeméride de Potosí” por los “hechos de violencia” que se produjeron entre cívicos contrarios al Gobierno y campesinos afines al oficialismo en medio del paro indefinido.

“No es necesario dar una excusa más para que (los sectores de oposición) se puedan movilizar o manifestar de forma violenta. El presidente no va a estar allá”, remarcó el funcionario.

Este martes Potosí vivió una jornada de protestas entre los sectores articulados en torno al Comité Cívico, que se incorporaron al paro nacional indefinido contra la ley de Estrategia Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y el Financiamiento al Terrorismo.

En Potosí como en otras ciudades como Santa Cruz, Cochabamba, Tarija y Sucre se han reportado fuertes enfrentamientos entre los sectores manifestantes, policías y campesinos afines al Movimiento al Socialismo (MAS) que han intentado levantar los bloqueos por la fuerza.

En la noche de este martes se reportó la muerte de una persona en Potosí durante la jornada de protestas en circunstancias que son investigadas por las autoridades.

Sin embargo, la defensora del Pueblo, Nadia Cruz, señaló este miércoles en una rueda de prensa en La Paz que el deceso de un hombre de 23 años fue causada por “asfixia mecánica por bronco aspiración con cuerpo extraño” y que “no presentaba signos de violencia”.

La Defensoría también indicó que se han reportado al menos 63 heridos en medio de los conflictos e instó a que los sectores afectados asistan a una mesa de diálogo para el “cese a los enfrentamientos”.

La situación social por la que atraviesa la región potosina ha obligado a que la Gobernación del departamento suspenda las principales actividades festivas como la serenata que debía hacerse en la víspera y la visita del presidente Arce y el vicepresidente, David Choquehuanca que debía efectuarse este miércoles.

Ante esto, el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Ever Rojas, afín al Gobierno, condenó en una rueda de prensa en La Paz “actitudes racistas y criminales” en Potosí y consideró que si es necesario su sector saldrá a las calles a levantar los bloqueos.

Este miércoles se desarrolla la tercera jornada convocada por varios gremios y sectores cívicos del país de un paro nacional indefinido, que se ha venido acatando parcialmente, para exigir la anulación de las normas señaladas como contrarias a las libertades de la población.

Los manifestantes han denunciado que la Policía y grupos afines al oficialismo boliviano han intervenido con violencia los bloqueos callejeros instalados en regiones como Santa Cruz, Cochabamba, Tarija y Potosí.

En contrapartida, el Gobierno ha cuestionado que las protestas se generen casi tres meses después de que en el Parlamento se haya aprobado dicha ley ante la conformidad de las opositoras Comunidad Ciudanana (CC) y Creemos y que ahora alienten las protestas “con un carácter oportunista”.

generac-pwrcell-banners

LEAVE A REPLY