¡ESPAÑA NO FALLÓ, ARGENTINA CAYÓ!

0
480
España no falla y Argentina deja escapar los cuartos de final. EFE/EPA/Anne-Christine Poujoulat

Por Javier Villanueva.- Madrid, España (EFE).-

La selección española no falló y logró acceder como primera de grupo a los cuartos de final del Mundial de Egipto, en los que se medirá con Noruega, tras imponerse este lunes a una descafeinada Hungría, en una jornada en la que Argentina dejó escapar la oportunidad de estar en la ronda de los ocho mejores al caer por 25-26 ante Catar.

Con todo a su favor, tras la épica victoria (23-19) que cosecharon el pasado sábado sobre Croacia, los “Gladiadores” no supieron lograr el punto que necesitaban para alcanzar por primera vez en su historia los cuartos de final de un Mundial.

Un desenlace que nadie hubiera podido imaginar tras la sobresaliente puesta en escena de los del español Manolo Cadenas, que a los dieciocho minutos de juego contaban con una renta de siete goles (11-4).

Pero ni aún así se rindió Catar, que dirige el también español Valero Rivera, que de la mano de un inspiradísimo Ahmad Madadi, que con sus cinco dianas, permitió a los asiáticos reducir al descanso su desventaja (13-12) a la mínima expresión.

Todo un varapalo para el conjunto argentino, vigente campeón panamericano, del que, sin embargo, logró rehacerse en el arranque de una segunda mitad, en el que los de Cadenas volvieron a situarse con una clara ventaja (19-15).

Sin embargo, a Catar aún le quedaba un as en la manga, el lateral de origen cubano Rafael Capote, que tras cerrar en blanco el primer período, martilleó una y otra vez la portería argentina en la segunda mitad.

Seis goles que unidos a los del también jugador de origen cubano Frankis Marzo acabaron por doblegar a una Argentina que, pese al tanto final de Fede Pizarro, no logró sumar el punto (25-26) que necesitaba para asegurar su presencia en los cuartos de final.

Un resultado que parecía abrir de par en par las puertas de la siguiente ronda a Croacia, que tras estar prácticamente eliminada volvía a depender de sí misma para lograr el último billete en juego para los cuartos de final.

Para ello, los balcánicos, vigentes subcampeones de Europa, necesitaban vencer a Dinamarca, con la clasificación ya asegurada y como primera de grupo, en un choque en el que los nórdicos no podían contar con su gran estrella, Mikkel Hansen, recuperándose de los problemas estomacales que le impidieron jugar ante Japón.

Pero lastrados todavía por los estragos causados por la derrota sufrida ante Argentina, que propició la dimisión del técnico Lino Cervar, que este lunes disputó, en teoría, su último partido al frente del conjunto balcánico, impidieron a Croacia aprovechar la oportunidad.

Incapaces de superar en ningún momento al sólido conjunto danés, la selección croata se desplomó por completo en el inicio de la segunda de la mitad, en el que los croatas tardaron ocho minutos en anotar su primer gol.

Una “sequía” que Dinamarca no desaprovechó escaparse definitivamente en un marcador, en que los de Nikolaj Jacobsen llegaron a contar con una renta de hasta catorce goles (33-19), que Croacia apenas ya logró maquillar, como reflejó el 38-26 final.

Contundente derrota que permitió la clasificación de Catar para unos cuartos de final que los asiáticos no alcanzaban desde 2015, cuando de la mano, como ahora, de Valero Rivera, se proclamaron subcampeones en el Mundial organizado en su país.

Toda una sorpresa que el conjunto catarí tratará de prolongar el próximo miércoles en unos cuartos de final en los que se medirá con Suecia, mientras que Dinamarca, la vigente campeona del mundo, se medirá con la selección de Egipto que entrena el español Roberto García Parrondo.

No menos duro será el duelo de cuartos que le aguarda al conjunto español, que se medirá a Noruega, finalista en las dos últimas ediciones, tras imponerse este lunes por un claro 36-28 a una Hungría que dejó en la grada a sus principales figuras.

Sin la presencia del portero Roland Mikler, el central Mate Lekai y el pivote Bence Banhidi, la columna vertebral del conjunto magiar, la selección española no tuvo ningún problema para alzarse con la victoria en un choque que los de Jordi Ribera dejaron sentenciado (21-14) a la conclusión de la primera mitad.

Circunstancia que el preparador español no desaprovechó para dosificar los esfuerzos, sin que ello mermara la intensidad del conjunto español, que con el 36-28 final logró acabar el encuentro, como recalcó el propio Ribera, con las “mejores sensaciones” posibles.

Javier Villanueva

generac-pwrcell-banners

LEAVE A REPLY