Gianni Infantino, en una imagen de archivo. EFE/EPA/NOUSHAD THEKKAYIL

El Cairo (EFE).-

La organización Human Rights Watch (HRW) ha asegurado que el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, “insultó” a los trabajadores migrantes que han construido las instalaciones del próximo Mundial de Fútbol en Catar al negarse a comprometerse a compensar a las familias de estos trabajadores que perdieron sus salarios o vidas.

En una conferencia organizada por el Milken Institute el pasado 2 de mayo, Infantino “minimizó de manera sorprendente las muertes y las dificultades de los trabajadores migrantes en Catar que literalmente construyeron el Mundial de la FIFA 2022”, según una carta redactada y reproducida hoy por la directora de Iniciativas Globales de HRW, Minky Worden.

Al hacerlo, “recordó al mundo que las muertes evitables y los abusos de los trabajadores migrantes en Catar son una mancha histórica que requiere remedio antes de que se patee la primera pelota del torneo en noviembre”, dijo.

Durante la sesión, el moderador le preguntó a Infantino: “¿Está haciendo algún tipo de compromiso para ayudar y apoyar a las miles de familias que perdieron a familiares que murieron construyendo estos estadios?”.

Aunque acababa de mencionar los miles de millones de dólares en ingresos que generará la FIFA a partir del torneo de 2022, Infantino no se comprometió a compensar a las familias de los trabajadores que perdieron sus salarios, o sus vidas, según escribe Worden.

Infantino “insultó”, según HRW, a esos trabajadores al declarar: “Cuando le das trabajo a alguien, incluso en condiciones difíciles, le das dignidad y orgullo”.

El presidente de la FIFA mencionó el informe del diario británico “The Guardian” que reveló en 2021 que 6.500 trabajadores migrantes murieron durante la construcción de las instalaciones del Mundial entre el 2011 y el 2020.

“Pero también ahí debemos ser objetivos y hablar de los hechos cuando hablamos de esto. Cuando se trata de la construcción de los estadios del Mundial, estamos investigándolo con entidades externas, pero en realidad son tres personas las que han muerto. Tres son tres, pero no son 6.000″, afirmó Infantino durante la conversación.

Millones de trabajadores que emigraron a Catar en busca de las oportunidades económicas prometidas no han encontrado “dignidad y orgullo”, sino que fueron objeto de “graves abusos, algunos de los cuales podrían equivaler a esclavitud moderna”, según HRW.

“La dignidad y el orgullo en el trabajo se logran a través de un salario justo, entornos laborales y de vida seguros y contratos honrados. Para muchos trabajadores migrantes en Catar, la realidad ha sido tarifas de contratación exorbitantes que pueden tardar años en recuperarse, meses de salarios atrasados ​​o impagos por el trabajo que completaron”, agregó Worden.

Catar ha llevado a cabo reformas favorables a la mano de obra migrante, incluida la eliminación de las restricciones de salir del país o cambiar de trabajo sin la aprobación de sus empleadores, uno de los aspectos más lesivos para ellos del sistema de kafala o patrocinio, que les dejaban expuestos a múltiples abusos, aunque su implementación continúa paralizada.

En los últimos años varias organizaciones han denunciado las peligrosas condiciones laborales de los trabajadores en este país, especialmente aquellos que participan en los preparativos del Mundial de Fútbol de 2022.

Según datos oficiales, reproducidos por Amnistía Internacional (AI), desde 2015 han fallecido 35 trabajadores en proyectos del Mundial, pero no existe una cifra de fallecimientos de empleados que participaron en otras construcciones relacionadas con el torneo.

Asimismo, entre 2010 y 2019, más de 15.021 trabajadores extranjeros de todos los sectores murieron en Catar, cuyos fallecimientos fueron atribuidos en gran mayoría a “enfermedades cardiovasculares”.

generac-pwrcell-banners

LEAVE A REPLY