El director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero, en una fotografía de archivo. EFE/Jeffrey Arguedas

San José, (EFE).

La guerra en Ucrania puede traer consecuencias negativas para la seguridad alimentaria global debido a que este tipo de conflictos altera el funcionamiento de los mercados y los precios de los productos e insumos para la producción, cambiar este viernes el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura ( IICA).

“La afectación a la paz mundial, con la extendida incertidumbre que provoca, altera el normal funcionamiento de los mercados y compromete el abastecimiento de alimentos, impactando sus precios y los de insumos claves para su producción”, expresó el director general del IICA, Manuel Otero, en sus redes sociales y en un comunicado de prensa.

El funcionario lamentó que la situación en Ucrania se presenta en momentos en los que el mundo trata de recuperarse de la pandemia de la covid-19 que “empujó a millones de familias a la pobreza y compromete el futuro de jóvenes, niños y niñas”.

Ante este escenario, Otero afirmó que el IICA refuerza su compromiso de “continuar velando por el desarrollo agropecuario y el bienestar de las comunidades rurales de las Américas”.

Agregó que el organismo también va a “incrementar sus esfuerzos en materia de cooperación y asistencia técnica a los países, muchos de ellos importadores de alimentos, buscando enfrentar y reducir en la región las consecuencias del conflicto”.

Rusia lanzó la madrugada del jueves un ataque contra Ucrania, después de meses de tensiones militares y tras pedir a las autoproclamadas repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk su ayuda para “repeler” al Ejército ucraniano.

generac-pwrcell-banners

LEAVE A REPLY