La vicepresidenta de Colombia Francia Márquez habla hoy, en una jornada de los Diálogos Regionales Vinculantes en Tumaco (Colombia). EFE/ Carlos Ortega

Tumaco, Nariño, Colombia (EFE).- Por Laia Mataix Gómez

Las calles llenas de niños expectantes y de colombianos esperando a su vicepresidenta recibieron a Francia Márquez este jueves en Tumaco, uno de los enclaves del Pacífico colombiano que la afrocolombiana visitó para escuchar y dar voz a quienes nunca la tuvieron.

Los y las nadies fueron los que auparon a una de las suyas hasta la Vicepresidencia del país, logrando algo histórico y sintiéndose por primera vez representados, algo que ha convertido a Márquez en una suerte de estrella que levanta pasiones en cada uno de los territorios a los que viaja.

Oriunda del Cauca, para ella el Pacífico entero, la región más olvidada de Colombia, es la tierra en la que nació y la que más quiere, en sus propias palabras.

Personas asisten a una jornada de los Diálogos Regionales Vinculantes en Tumaco. EFE/ Carlos Ortega

“Hagamos del Pacífico colombiano un remanso de paz”, pronunció la vicepresidenta desde el escenario instalado en el coliseo de Tumaco, una de las ciudades más golpeadas por la violencia, derivada del enfrentamiento entre bandas y su situación geográfica estratégica, en el departamento de Nariño, casi en la frontera con Ecuador, que la convierte en una parada en la ruta de la droga.

A su llegada, frente a un coliseo hasta arriba que la vitoreó con entusiasmo, Márquez se mostró contenta y orgullosa de poder llevar el “poder” a los que la prefirieron en la tierra que la “parió”. Tumaco, la ciudad construida sobre el mar, ha sido escuchada “por primera vez”, un pueblo que “asume su papel democrático de decidir sus prioridades para el país”.

Las calles llenas de niños expectantes y de colombianos esperando a su vicepresidenta recibieron a Francia Márquez este jueves en Tumaco, uno de los enclaves del Pacífico colombiano que la afrocolombiana visitó para escuchar y dar voz a quienes nunca la tuvieron. Duración: 01:34

Márquez fue hoy la madrina de la edición de los Diálogos Regionales Vinculantes que se celebró en esta ciudad del Pacífico nariñense en medio de la estrategia del Gobierno de ir a los territorios para construir el Plan de Desarrollo Nacional “no desde un escritorio en Bogotá”, sino desde las regiones.

Este territorio “es un paraíso, tenemos potencial turístico, gastronómico, artístico, deportivo, tenemos nuestras manos y nuestra fuerza para construir un territorio distinto”, dijo la vicepresidenta, que insistió en “cerrar las brechas en el pacífico colombiano” de desigualdad e inequidad.

En todos los encuentros regionales que ha encabezado el Gobierno, en los que no solo ha participado Márquez sino también todos los ministros e incluso el propio presidente, Gustavo Petro, han encontrado “las mismas necesidades insatisfechas. A pesar de que cambian las regiones, las solicitudes son las mismas”, indicó la vicepresidenta.

Personas asisten a una jornada de los Diálogos Regionales Vinculantes en Tumaco. EFE/ Carlos Ortega

También hizo un llamado a los actores armados, con amplia presencia en Tumaco, de que este Gobierno y su búsqueda de la paz total es “una oportunidad para permitirles a estos territorios la paz”, por lo que les pidió que “dejen de reclutar niños y de asesinar líderes de este territorio”.

SALUD, PRIORIDAD EN EL PACIFICO

La salud es una de las prioridades que definió Márquez para el Pacífico, donde los ríos son las carreteras y la falta de asistencia hace casi imposible que los habitantes de las veredas más apartadas puedan tener un acceso a la salud digno y de calidad.

Con el objetivo de avanzar en este propósito, Márquez entregó a cuatro municipios cercanos a Tumaco una lancha ambulancia. “Esto no se va a resolver en dos meses, implica un cambio”, pero “acciones concretas” como las lanchas suponen un avance, dijo.

Estas lanchas ambulancia “acompañarán todo el ejercicio que hace todo el personal de salud en medio de situaciones muy precarias y del conflicto armado”.

“No estamos resolviendo los problemas estructurales, pero estamos ayudando a las comunidades, acciones que van a impactar se manera directa a las personas”, en palabras de Márquez.

Pero la salud no es el único asunto urgente en su agenda, también lo es el acceso a agua potable, saneamiento básico, educación, el fin de la violencia, el impulso de la transición energética y el impulso económico, para que “los cultivos de la paz vuelvan a florecer en estos territorios”.

También hizo especial énfasis en la importancia de la igualdad, entre hombres y mujeres, para los afro, raizales y palenqueros y para el colectivo LGTBI+, una tarea que ha asumido como propia y que espera poder liderar desde el aún no nato Ministerio de la Igualdad.

“Este Pacífico se merece alegría y paz, se merece vivir con justicia social”, concluyó Márquez, una vicepresidenta que gobierna desde el territorio que los gobernantes olvidaron que existía durante décadas.

generac-pwrcell-banners
SHARE
Previous articleSelena Confiesa Bipolaridad
Next articleLos40 Music Awards
Americano is a print and online English and Spanish Newspaper Magazine. We have been serving our Hispanic community since 1987. Americano is your best choice to reach the heart of our community in 15 counties in New Jersey. Thank you and May God bless you!

LEAVE A REPLY