SILLETEROS COLOMBIANOS

1
4513
Dos silleteros arman una silleta de flores el 15 de octubre de 2020 en una finca del municipio de Santa Elena (Colombia). EFE/Luis Eduardo Noriega A.

Santa Elena (Colombia), 31 oct (EFE).- Los silleteros, un símbolo de la región de Antioquia y patrimonio de Colombia, regresan a sus orígenes para mantener viva una florida tradición que trastocó la pandemia de la COVID-19 al privarlos de realizar el tradicional paseo por Medellín con su arte a cuestas.

Estos campesinos, que dedican sus días a cultivar flores y a recibir turistas, por primera vez en 63 años no bajarán desde sus fincas, ubicadas en el corregimiento (caserío) de Santa Elena, a la gran ciudad para cargar sus majestuosos arreglos en el momento cúspide de la Feria de las Flores, que inicia mañana en un formato virtual.

Por el virus, el Desfile de Silleteros se llevará a cabo en el hogar de estos cargueros, en el lugar donde se forjó una tradición de más de medio siglo con sillas en la espalda para transportar víveres, enseres y personas, además de flores.

Así como en 1957 este festejo inició con apenas 40 silleteros, este año únicamente participarán los 55 finalistas en un recorrido de 900 metros sin público, que será transmitido por plataformas digitales y televisión.

“Uno extraña a la gente, pero trataremos de hacer la mejor presentación para que ellos la vean y se sientan orgullosos del desfile”, dijo a Efe Juan Ernesto Ortiz, ganador absoluto en 2019 con una silleta en la categoría Monumental.

El campesino de la aldea El Placer mira con optimismo esta edición de la feria, que culminará el 8 de noviembre con el particular desfile en Santa Elena, sin los 550 silleteros que sin falta en agosto convierten a Medellín en un jardín.

NO HA SIDO UN CAMINO DE ROSAS

En vísperas de la celebración, realizada este año para salvaguardar una tradición declarada Patrimonio Inmaterial y Cultural de la Nación, Ortiz evocó los días difíciles que atravesó durante el confinamiento por el coronavirus, el responsable de todos los cambios.

“A mí me fue pesado, duro en la pandemia porque yo soy floricultor. Siempre perdí mucha flor”, contó.

Aunque la Alcaldía de Medellín los alivió con la campaña “Volveremos a Florecer” para llevar mensajes de esperanza a todo el país y rendir un homenaje al personal sanitario con silletas que salvaron buena parte de la producción, los canales de comercialización fueron insuficientes por el cierre de plazas de mercado y las limitaciones para exportar.

Pero no ha sido el único aprieto. Los cargueros ahora se enfrentan al desafío de conseguir las flores para elaborar sus silletas. En el caso del actual ganador, necesita de unas 130 variedades para aspirar a un lugar en la final.

“Vamos a ver cómo nos la ingeniamos porque flores no hay”, comentó el campesino que lleva 29 años desfilando.

Ante esa situación extraordinaria aclaró que “no es que no hayamos cultivado, sino que ya no hubo tiempo cuando nos dijeron que había feria”.

La secretaria de cultura ciudadana de Medellín, Lina Gaviria, explicó a Efe que apenas el país entró en cuarentena pensaron en realizar una edición virtual en la primera semana de agosto, pero en ese momento “desafortunadamente tuvimos un pico de contagios en Medellín”.

VALENTÍA PARA RENACER

En la finca El Pensamiento, en la aldea Barro Blanco, José Ángel Zapata se muestra alegre y dispuesto a participar en ese formato virtual, pese a reconocer que extraña a los turistas, pues en 2019, en pleno fulgor de la feria, “no había por dónde entrar ni salir” durante las concurridas visitas para conocer los secretos de su tradición.

“Todo tiene un comienzo. Se va a sentir un poquito extraño, pero estamos muy contentos porque igualmente vamos a participar”, señaló a Efe el floricultor.

La presidenta de la Corporación de Silleteros, Ángela María Patiño, invitó a sus compañeros a “renacer” en momentos complejos, y aseguró que será un “desfile histórico” porque van a “retomar todas las enseñanzas que nos dieron nuestros ancestros”.

UNA FERIA INTERACTIVA

El desfile tendrá una programación virtual con más de 50 eventos, en la que participarán 800 artistas y 500 silleteros con la elaboración de los arreglos florales para la competencia y serán exhibidos en distintos puntos de Medellín.

La secretaria Gaviria detalló que este año las silletas van a ser juzgadas en privado en Santa Elena. Y una vez estén definidos los 55 finalistas y los ganadores en las distintas categorías, las creaciones de los artistas-cargueros recorrerán Medellín en unas carrozas para que la gente pueda verlas sin aglomeraciones.

A través de un sitio web, cualquier persona en el mundo podrá conectarse y disfrutar los distintos eventos, entre los que destacan el Festival de la Trova y el concierto inaugural con presentaciones de Son Batá, Pasabordo, Felipe Peláez y Arelys Henao, entre otros artistas.

Para hacer la feria interactiva, a través de una aplicación el público tendrá la posibilidad de visitar las fincas silleteras con una experiencia en realidad virtual, elegir una de las silletas ganadoras y votar por su trovador favorito.

Jeimmy Paola Sierra

1 COMMENT

  1. Thanks for a marvelous posting! I genuinely enjoyed reading
    it, you will be a great author.I will be sure to bookmark your blog and
    may come back from now on. I want to encourage you to ultimately continue your great posts, have a nice holiday weekend!

LEAVE A REPLY