Suter confirma el dominio suizo con el oro de la reina sobre la nieve.

0
88
Corinne Suter durante la prueba. EFE/EPA/CHRISTIAN BRUNA

Madrid, España (EFE).-

Corinne Suter confirmó el dominio suizo en las primeras carreras de los Mundiales de esquí alpino de Cortina d’Ampezzo al ganar este sábado el descenso, la prueba reina del deporte rey invernal, disputada en la pista ‘Tofana’ de la citada estación italiana.

Suter, de 26 años y plata en el supergigante del jueves, cubrió los 2.260 metros de la mítica pista de los Dolomitas -con salida a 2.320 metros de altura y un desnivel de 860- en un minuto, 34 segundos y 27 centésimas, veinte menos que la alemana Kira Weidle, protagonista de la sorpresa del día al acabar segunda. Y otra suiza, Lara Gut -que había capturado oro en el ‘súper’-, se colgó al pecho la medalla de bronce, al acabar a 37 centésimas de su compatriota.

Corinne Suter celebra su triunfo en la meta. EFE/EPA/ANDREA SOLERO

La jornada estaba programada para que la italiana Sofía Goggia, oro olímpico hace tres años en PyeongChang (Corea del Sur) y líder de la Copa del Mundo de descenso -con cuatro victorias esta campaña- diese una gran alegría a la afición local. En los primeros Mundiales sin público de la historia, a causa de la pandemia del covid-19.

Pero Goggia se lesionó de forma inesperada hace dos domingos en Garmisch-Partenkirchen, cuando, al anunciarse la suspensión del supergigante de la Copa del Mundo programado en esa estación alemana, se cayó mientras bajaba, practicando el esquí libre, desde la zona de salida a la de llegada.

La ausencia de Goggia ‘abría’ los pronósticos. Y Suter, que la temporada pasada ganó los Globos de Cristal de descenso y ‘súper’ y contaba hasta la fecha tres triunfos en Copa del Mundo, aprovechó su gran oportunidad.

Plata y bronce en los pasados Mundiales, los de Are (Suecia), la suiza subió un peldaño en ambas disciplinas; y a la plata del ‘súper’ añadió oro en la prueba reina en Cortina. Donde, tras los aplazamientos de las tres primeras jornadas, este sábado se repitió el buen tiempo -sol y cielo azul- del jueves, que enalteció la belleza del entorno.

Suter bajó con el dorsal 7 y nadie mejoró su tiempo, por lo que sucedió en el historial de la prueba a la eslovena Ilka Stuhec, que en Are había revalidado el título logrado dos años antes en St.Moritz (Suiza) y que este sábado sólo pudo ser decimocuarta.

La primera en acercarse al crono de Suter fue su compatriota Michelle Gisin, que acabaría compartiendo el quinto puesto -con idéntico tiempo, a medio segundo de la ganadora- con la austriaca Ramona Siebenhofer, que se había impuesto en los dos últimos descensos disputados en esta pista.

A Gisin la desbancó de la segunda plaza provisional la checa Ester Ledecka, que en PyeongChang marcó el hito de convertirse en campeona olímpica en dos deportes distintos; al ganar oros en supergigante de esquí alpino y gigante paralelo de snowboard.

EFE/EPA/JEAN-CHRISTOPHE BOTT

Ledecka es una descomunal campeona, pero acabó repitiendo este sábado el nada agradecido y poco valorado cuarto puesto en el que concluyó el supergigante. Del segundo puesto la sacó Weidle, que presentaba dos terceros en Copa del Mundo como mejores logros antes de firmar el mejor resultado de su carrera. Y la tercera plaza se la quedó Lara Gut, brillante esta temporada -es segunda en la general de la Copa del Mundo- y que este sábado capturó su segunda medalla en la estación que albergó los Juegos Olímpicos de 1956.

Suiza, que aprovechó la retirada del irrepetible Marcel Hirscher -después de elevar a ocho su récord histórico de victorias finales (seguidas) en la Copa del Mundo- para arrebatarle la Copa de las Naciones a Austria, ganadora las treinta ediciones previas, confirmó que, de momento, mantiene rol hegemónico en el deporte rey invernal.

La Confederación Helvética encabeza el medallero de los Mundiales de Cortina, donde el de Suter se convirtió en su segundo oro, tras el logrado el jueves por Gut. Que vive su ‘segunda juventud’ deportiva, siempre vinculada de alguna manera a España: en sus comienzos compartió no pocos entrenamientos con la andaluza María José Rienda -la española con más victorias en Copa del Mundo (seis)- y ahora es entrenada por otro granadino, José Luis Alejo.

Este domingo, la perla de los Dolomitas albergará la cuarta carrera de los campeonatos: el descenso masculino, que cerrará las pruebas de velocidad y, con ello, la primera semana de unos Mundiales que se clausurarán el domingo próximo con el eslalon de hombres.

Adrian R. Huber

tel:18339263105

LEAVE A REPLY